Menú

Entérate

Octubre 28, 2019

Cada 3 horas una niña es violada en El Salvador: el principal responsable es su padrastro


La mayoría de las violaciones ocurren en las viviendas de las víctimas, pero también en la de algún familiar cercano.

Cada tres horas, una menor de edad es sometida y violada en El Salvador. El 51 % de los delitos sexuales ocurren en casas conocidas y a manos de sus padres o padrastros.

Estos datos fueron revelados por autoridades del Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (Conna) quien confirmó los casos durante el 2018.

La directora del Conna, Zaira Navas, confirmó que ese año hubo 1,847 niñas (hasta los 14 años) que fueron violadas. A eso se le agrega que 1,258 adolescentes, entre los 15 y 17 años, fueron víctimas de estupro.

En ambos rubros la sumatoria dejó como resultado 3,105 casos en un año, es decir, un promedio diario de ocho ataques sexuales.

La mayoría de las violaciones ocurrieron en las viviendas donde residen las víctimas, pero también donde habitan familiares. Los responsables, como dato peculiar del estudio, son los progenitores o padrastros.

“En su mayoría ocurren (las violaciones) por los compañeros de vida de las madres, lamentablemente (también) por los padres; la familia debe ser el entorno protector, los abuelos, los hermanos, tíos o personas en las que dejan a los niños bajo el cuidado y en algunos casos maestros de las escuelas”, explicó la directora.

Se ha detectado otro problema, indicó Navas, y es que se han reportado casos de abusos sexuales de parte de profesores de centros educativos en contra de alumnos con alguna discapacidad física o de otro tipo.

Debido a que los principales involucrados en violaciones a menores son los familiares, dijo Navas, es necesario que se imparta la educación sexual adecuada.

“Podemos detectar que el niño y la niña no se siente cómodo con alguna persona con la que se encuentra, si el niño o la niña no quiere quedarse ahí. Hay diferentes expresiones de los niños que hacen que un padre o una madre puedan detectar que el niño tiene miedo, que algo está pasando y que quiere su atención”, detalló la funcionaria.

Pidió a los padres de familia creerles a sus hijos cuando estén denunciado una situación de esa magnitud porque de esa manera se ayuda acabar cuanto antes con la situación.

“Les pedimos a los padres creerles, escucharles, poner la denuncia y acompañarles en ese proceso”, agregó.

123, número telefónico para denunciar

La institución ha habilitado una línea telefónica, con el número 123, para que ya sean los padres, otras personas o incluso los niños quienes puedan realizar las denuncias a la institución y ellos se van a encargar de hacer las coordinaciones respectivas.

“Pueden contar su caso, es absolutamente confidencial. Es una línea que permite que los niños y las niñas se comuniquen, que reciban atención psicológica, pueden hablar con trabajadores sociales, abogados, pueden poner su denuncia, pero también pueden acudir a cualquiera de las 16 sedes de las Juntas de Protección (una en cada departamento y tres en San salvador)”, dijo Navas.

En la atención que se da a la población a través de la línea, se ha establecido que quienes más denuncias han interpuesto son los familiares de la víctima y no necesariamente los afectados.

Otra de las fuentes de denuncias son el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, este último a través del sistema hospitalario, al reportar los casos que les estén llegando.

“Hay que presentar las denuncias ante las Juntas de Protección para que ese niño o esa niña reciba una medida de protección”, agregó.

Navas comentó que el Conna está trabajando de la mano con la Policía para efectuar los procedimientos respectivos.

FUENTE: https://www.elsalvadortimes.com/


Más Noticias