Menú

Entérate

Abril 24, 2019

Ibagué: entre el abuso sexual y el abuso social


Un llamado a la Fiscalía para que actúe sin mezquindad cuando se trate de las mujeres.

En Antioquía condecoran a Maluma, intérprete del tema Cuatro babys, como un poeta urbano de inmejorables cualidades. La estatua de Diomedes Díaz, sindicado de drogar, violar y asesinar a una mujer, se erige en Valledupar para rendirle homenaje. En este contexto no parece grave que el tolimense Félix García Chabur (hijo del empresario Félix García) aparentemente haya grabado de manera inconsulta a varias mujeres, una de ellas menor de edad, en encuentros sexuales con él y haya publicado los videos en páginas porno con ánimo de lucro.

Y no debe ser grave pues, según las víctimas, las fiscales 17 y 55 de Ibagué, María Rocío Hernández y Adriana Arciniegas, les pusieron toda clase de obstáculos al formular la denuncia. No debe ser grave que a las víctimas de Félix García Chabur se les haya arruinado la vida. ¿Cómo va a ser grave que las señalen en la calle, en el trabajo y deban soportar burlas y acoso social? ¿Qué tiene de preocupante que los familiares las rechacen y estigmaticen? ¡No! Eso no es importante.

Las fiscales 17 y 55 de Ibagué, María Rocío Hernández y Adriana Arciniegas, les pusieron toda clase de obstáculos al formular la denuncia.

Lo curioso aquí es que, pese a que Félix García Chabur aparece en los videos, desnudo y sosteniendo relaciones sexuales, no es objeto de burlas; por el contrario, esto lo posiciona como el típico ‘macho alfa’ patriarcal. Sí, la vergüenza es culturalmente para las mujeres: culpadas y señaladas por una sociedad indolente y cómplice que se mimetiza en el silencio y se escabulle en la impunidad. Además, Félix García Chabur parece haber salido del país mientras estas mujeres están viviendo un infierno. Y entonces cabe preguntarse: ¿la Procuraduría General de la Nación ejercerá vigilancia especial? ¿La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez tiene algo que decir? ¿Adoptará alguna posición la alta consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, Ana María Tribín? ¿Intervendrán las autoridades del Tolima y el Observatorio de Derechos de la Mujer y Asuntos de Equidad de Género, con su política pública de mujer y género? ¿La Fiscalía cambiará la radicación del proceso a fin de garantizar imparcialidad? ¿Se buscará vincular a la investigación a Félix García Chabur, al margen de su presencia en el país, a través de una declaratoria de contumacia o rebeldía de comparecencia y, de persistir, de juzgamiento como persona ausente?

No pretendo hablar de derecho, sino de derechos, pues para ello, por fortuna, estas mujeres son representadas por dos experimentados abogados que saben que se les vulneraron derechos fundamentales y que el culpable debe responder por ello. Las herramientas legales existen para que se administre justicia de manera expedita y certera, por lo que este es un llamado a la Fiscalía para que actúe sin mezquindad ni posturas timoratas cuando se trate de las mujeres. Tenemos derecho a pensar que en una sociedad que cohonesta con los victimarios no sería raro que, en algún momento, las calles de Ibagué se engalanen con monumentos honoríficos del ‘macho pijao virtual’. En un gobierno que sostiene que “el que la hace la paga”, la justicia debe proceder con mayor celeridad para que este caso no se convierta en ‘al que la hace le pagan’.

FLORENCE THOMAS

FUENTE: EL TIEMPO


Más Noticias