Menú

Salud

Salud

Sexo, género y salud: de la problemática conceptual a la medicalización

La confusión entre los términos sexo y género es habitual, hasta el punto de que se utilizan sin distinción, en ámbitos que, precisamente, deberían procurar su adecuado uso, como en las instituciones, en encuestas oficiales e incluso en artículos científicos y la comunidad médica. Sexo y género no tienen nada que ver; y la consecuencia de esta falta de claridad no podría ser más dañina. De hecho, tiene especial relevancia, en el ámbito sanitario.

Porque como bien dice Celia Amorós, “Si conceptualizamos mal, politizamos mal”. Y no hay nada más político que el sexo y la opresión que éste conlleva para las mujeres, debido a que vivimos en un mundo patriarcal.

Es imprescindible aclarar y definir estos conceptos, propiamente y desde una perspectiva objetiva y feminista, sus implicaciones sociopolíticas y sobre la salud.

SEXO:

El sexo, en los seres humanos (al igual que en el resto de los mamíferos), se define por tres procesos secuenciales:

  1. El sexo cromosómico: Que se establece en la fecundación, siendo XX la mujer (hembra) y XY el varón (macho).
  2. El sexo gonadal: Las gónadas, es decir, testículos y ovarios, son los órganos que se encargan de la producción de los gametos (espermatozoides y óvulos.) Se desarrollan a partir de la 8ª semana de gestación, en función de la presencia o ausencia del cromosoma Y.
  3. El sexo fenotípico: Hace referencia al resto de los genitales, su forma y desarrollo (las partes más conocidas son la vulva, vagina, el clítoris y útero en el caso de las mujeres, y el pene en el caso de los hombres). En el sexo fenotípico influyen las hormonas, por ejemplo, la presencia de testosterona producida en los testículos determina el desarrollo de los genitales de los varones. Además, dentro del sexo fenotípico, tenemos todo lo que se conoce como caracteres sexuales secundarios y que se desarrollan en la pubertad como consecuencia de la actividad de las hormonas.

Hasta aquí, esto es biología pura. Es constatable y demostrable que el desarrollo físico y sexual de hombres y mujeres es diferente, y esto tiene un sustento material.

Ahora, y aquí entra lo relevante en cuanto a teoría feminista: estas distinciones físicas, debidas al sexo, en ningún momento justifican, ni explican, diferencias en los comportamientos, tendencias, gustos y percepciones entre mujeres y hombres.

Es decir, que no existe una determinación biológica debido a la pertenencia de un sexo u otro. Ya lo decía la filósofa Simone de Beauvoir: “Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana.” Por supuesto, a la feminista radical iniciadora de la 2ª ola no le faltaba razón al advertir que los intentos de justificación y naturalización de la situación de subordinación que padecemos las mujeres no son más que una herramienta social del machismo para someternos, pero no una realidad biológica.

Dicho esto, pasamos al siguiente término:

GÉNERO:

Desde una perspectiva feminista, el concepto género hace referencia a la “definición cultural del comportamiento que se concibe como apropiado a cada sexo dentro de una sociedad determinada y en un momento determinado”. Explica Gerda Lerner, autora de El origen del patriarcado, que el género es el “conjunto de papeles sociales” asignados a un sexo u otro.

Básicamente, el género implica la justificación y creación cultural que condena a las mujeres a una posición de subordinación a los varones, que ostentan sus privilegios gracias a este razonamiento que es cualquier cosa menos razonable. Es la herramienta educativa que se utiliza para la perpetuación y sustentación del patriarcado, con roles diferenciados para cada sexo.

El género es la base de la desigualdad sexual. Es el sustento de los roles sexuales y clases sexuales, que castigan a las mujeres a servir y cumplir con un estereotipo profundamente antinatural y dañino, puesto que se basan en la más contundente misoginia.

No hay mujer que, bajo las premisas del patriarcado y del género, pueda encontrarse satisfecha consigo misma, puesto que siempre existirá un ideal inalcanzable, un estereotipo sesgado e imposible que, sumado a una socavación de su autoestima, la hará sentirse culpable y miserable por ser incapaz de llegar a esa meta inlograble.

La mujer, condenada al auto-odio, al menosprecio, y a infravalorarse constantemente, no lo hace, además, al margen de su cuerpo. La misoginia, en la sociedad patriarcal, está intrínsecamente ligada al cuerpo de las mujeres; y la relación que las mujeres mantenemos con nuestro propio cuerpo es el mejor ejemplo de este rechazo.

Por ello, en palabras de Sheila Jeffreys en su análisis El género daña, “las teóricas feministas radicales no buscan que el género sea un poco más flexible, sino a eliminarlo. Son abolicionistas del género, porque entienden que éste otorga el marco conceptual de la dominación masculina.”

“Según el enfoque feminista radical”, continúa, “la masculinidad es el comportamiento de la clase masculina dominante; y la feminidad es el comportamiento de la clase femenina subordinada. Por lo tanto, el género no tiene lugar en el futuro igualitario (entre sexos) que el feminismo busca crear”.

No obstante, esta no es la única definición que se otorga al término “género” (pese a que sí es la única definición feminista). No es raro escuchar “identidad de género” o “identidad sexual”, especialmente cuando se habla de transexualidad o transgenerismo. Y resulta de incluso mayor interés, cuando estos términos son incluso utilizados por la comunidad científica, pese a que no sólo carecen de ningún tipo de evidencia que las constate como realidades materiales (como lo es el sexo), sino que, además, niegan todo lo que ya se ha descrito tras siglos de análisis médico y científico.

IDENTIDAD DE GÉNERO O IDENTIDAD SEXUAL:

Según la NHS-UK (Sistema Nacional de Salud de Reino Unido), la “disforia de género” se trataría de una «condición» en la que una persona experimenta incomodidad, extrema ansiedad y/o malestar porque «hay un fallo o falta de congruencia» entre el sexo biológico de una persona y su «identidad de género».

A su vez, describen que la “identidad de género” es el género con el que una persona se identifica o en el que siente que está. Pero ¿es acaso el género algo con lo que te puedas “identificar”?

La NHS no define género en su página de Gender Dysphoria, sin embargo, sí lo hace la OMS. Lo describe así: «Género» se refiere a los roles socialmente construidos, los comportamientos, actividades y atributos que una sociedad dada considera apropiados para los hombres y las mujeres. «Masculino» y «femenino» son categorías de género.

Habiendo definido el género, desde los propios servicios y entidades de atención a la salud, como una serie de «roles», es decir, comportamientos estereotipados, asignados en función del sexo, podemos afirmar que el concepto de “la identidad de género” se sustenta en que hay «comportamientos de hombre» y «comportamientos de mujer». Una idea profundamente machista, según demuestra el análisis feminista.

Asimismo, resulta, cuanto menos chocante que en ningún momento se mencionen bases científicas, hechos, relaciones anatómicas-fisiológicas que justifiquen la existencia de una supuesta “identidad de género” o “identidad sexual”.

De hecho, el campo de la “identidad sexual” ha sido pocas veces explorado, y todavía no del todo comprendido, por la medicina y, en particular por parte de la psiquiatría. Es por eso, entre otras, que cuando hablamos de transexualidad y transgenerismo, o de identidad y disforia de género, no podemos aportar sólidas evidencias con respecto al diagnóstico y manejo de estas entidades.

Esto dificulta una atención sanitaria adecuada para estas personas, pero, además, añadir este tipo de terminología imprecisa y acientífica hace peligrar la utilización de lo que ya conocemos sobre la salud humana y concretamente de los cuerpos de las mujeres.

Y es que, a pesar de esta falta de certeza y especificación terminológica, la aproximación medicalizada a la disforia es cada vez más normalizada en la población. Es decir, que pese a que no comprendemos muy bien qué es, qué la origina, y cómo podemos abordarlo de la mejor forma quienes la padecen, estamos aceptando y favoreciendo, tanto desde los sectores del transactivismo, como desde sectores supuestamente progresistas y falsamente autodenominados feministas, que las personas que padecen una disconformidad con los roles sexuales, deben someterse a tratamientos, sea médicos o quirúrgicos, para encajar con esos roles. ¿No es esto la consolidación más atroz de los roles sexuales?

Esto, sin duda, ni es feminista, ni es progresista, ni es una práctica médica lógica, especialmente si se basa en criterios subjetivos heterogéneos, que deberían beneficiarse de un trato individualizado y de atención integral, pero, sobre todo, de una sociedad que deje de pretender que las personas encajen en un estereotipo u otro en función de su sexo.

Sin duda, quienes más se beneficiarían de que estos roles desaparecieran, serían todas aquellas personas que han aprendido, en esta sociedad machista, a odiar sus cuerpos porque éstos no encajan en los mandatos del patriarcado: cualquier persona con disforia sexual, pero en especial las mujeres que, bajo este mismo paradigma, desprecian sus cuerpos y son las víctimas de la disforia (desde siempre, pero ahora con mayor riesgo de medicalizar su sufrimiento).

A la luz de todo esto, hay que hacerse muchas preguntas, preguntas críticas para la atención a la salud: ¿Por qué hay más niñas que niños acudiendo a las clínicas de cambio de sexo en países con leyes de Identidad de Género? ¿Por qué las asociaciones de padres y madres están en contra de los tratamientos hormonales para la transición? ¿Qué consecuencias tienen estos tratamientos? ¿Deben medicarse y operarse cuerpos sanos?

Pero también nos lleva de forma irrevocable a hacernos preguntas para el propio feminismo: ¿qué consecuencias tiene para las mujeres este cambio en la definición y concepto del género?

FUENTE: TRIBUNA FEMINISTA

Salud

Ya es posible hacer en casa el examen para prevenir el cáncer de cuello uterino

Un dispositivo permite prevenir esta enfermedad que cauda miles de muertes en el mundo.

Un grupo de científicos canadienses elaboró un dispositivo para detectar la presencia del virus del papiloma humano (VPH), causante de este tipo de cáncer. Se trata de Evekit un dispositivo de tamizaje, que consta de un cepillo el cual permite realizar autónomamente el examen.

De acuerdo con los expertos, el cepillo recolecta la muestra de la pared vaginal en seco, lo cual le permite guardarla siendo viable durante mucho tiempo sin necesidad de refrigerarse.

“Podría ayudar a reducir las altas tasas de mortalidad de esta enfermedad, la primera causa de muerte por cáncer en muchos países del mundo. Además de detectar cepas de alto riesgo relacionadas directamente con el desarrollo de cáncer de cuello uterino, cepas 16 y 18; el resultado evidencia otro grupo de cepas consideradas de riesgo como son la 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 82”, dice el ginecólogo Jairo Bonilla, presidente de la Asociación Colombiana de Colposcopia.Publicidad

Según Bonilla, este dispositivo tiene una gran ventaja pues las mujeres, pueden hacer el examen por sí solas, con lo que se espera prevenir esta enfermedad.

“Las mujeres se toman la muestra solas introduciendo un pequeño cepillo en la vagina, usualmente pueden hacerlo en posición de pie. Una vez adentro el cepillo se mueve alrededor del canal vaginal para tomar la muestra y una vez afuera se guarda” explica el ginecólogo Jairo Bonilla. Realizada la autotoma el resultado se recibe en siete días vía correo electrónico. El laboratorio Synlab es el encargado de recoger la muestra en la casa de la paciente, de procesar y de enviar el resultado”, dice Bonilla.

En caso de que el resultado sea negativo o sea que no se detecten cepas del VPH, debe volverse a realizar la prueba de VPH en 3 años; en caso de ser positivo debe contactar inmediatamente a su ginecólogo para proceder al debido tratamiento.

El virus papiloma humano (VPH) es una de las principales causas del cáncer de cuello uterino. En Colombia la incidencia es de 18 casos nuevos por cada 100 mil mujeres al año. Detectar la presencia del virus ayuda a diagnosticar tempranamente lesiones precancerosas, ayudando a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de cervix.Publicidad

El dispositivo, está especialmente diseñado para mantener el material genético viable, por muchas semanas sin refrigeración. Su eficacia ha sido avalada por estudios clínicos en más de 140.000 mujeres alrededor del mundo.

FUENTE: BLU RADIO

Salud

El primer morral para mujeres que se recuperan de cáncer de mama

Surgió de la necesidad de alguien que quería seguir practicando montañismo, aunque le habían recomendado no hacerlo.

El primer morral para mujeres que se recuperan de cáncer de mama.

María Prando adoraba recorrer la montaña. Sin embargo, después de ser diagnosticada con cáncer de seno y ser sometida a una cirugía, su médico le advirtió que no podría llevar peso en el brazo ni en el hombro del lado de su cuerpo intervenido. Una de las principales secuelas de este tipo de operaciones es el linfedema, una inflamación del brazo que puede volverse crónica y que es provocada por una acumulación anormal de linfa (un líquido rico en proteínas) bajo la piel.

Ante la advertencia de los especialistas, Prandi pensó en la posibilidad de crear un morral que le permitiera seguir adelante con su pasión. Para ello visitó la empresa deportiva Aksa, que le ayudó a prefeccionar su prototipo y hacer realidad su proyecto. Idearon un sistema de cierre que equilibra el peso y elimina una de las dos correas en función del pecho intervenido. Si la cirugía fue en en el pecho derecho, se elimina la tira derecha del hombro, y a la inversa, en el caso de una intervención en el pecho izquierdo. Esta tira pasa por debajo de la axila, cruzada en diagonal al lado opuesto de la cintura. Además tiene un tensor en el pecho que también se cruza en diagonal hacia el otro lado. La idea es que las correas de la cintura sean las que aguanten el peso.

“En solo tres pasos, la mochila permite llevar peso, pero libera la parte intervenida de cualquier presión”, resume la estudiante de Derecho de la UOC Lali Costa, una de las impulsoras del proyecto junto con Prandi y Jordi Costa, propietario de Esportiva Aksa. Es un morral que las mujeres pueden utilizar no solo para ir a la montaña, sino también para ir a trabajar o llevar cargas como el computador portátil.

Antes de sacar el producto al mercado, fue probado en varias mujeres que tuvieron cáncer de mama, durante diferentes sesiones de marcha nórdica, una disciplina deportiva muy beneficiosa para aquellas que han sido intervenidas, ya que ayuda a reactivar el sistema linfático y  a prevenir el linfedema.

Vale la pena agregar que el morral también es útil para personas a quienes les falta una extremidad superior o aquellas que llevan un bypass. Por ahora, la maleta solo se consigue en la web de Woman’s Back, donde es posible encontrar siete modelos. Por el momento solo se vende en Europa, pero no descartan dar el salto internacional.

FUENTE: EL ESPECTADOR

Salud

Diez cosas que todas las mujeres que toman hormonas deben saber

Se calcula que el 60 por ciento de las mujeres en etapa de menopausia puede requerirlas.

Hace dos semanas, investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) volvieron a poner sobre el tapete el tema de la Terapia Hormonal de Menopausia (THM), al publicar un artículo en la revista The Lancet, en el que se relaciona el uso de estas sustancias con el cáncer y en algunos casos sugiere una asociación mayor con la aparición de tumores de seno.

La investigación, un metaanálisis (estudio de varios estudios), analizó más de 110.000 mujeres con cáncer de mama diagnosticadas después de la menopausia y subraya que el riesgo depende de la duración de los tratamientos de las combinaciones de algunos productos y la vía de administración.

En armonía con lo anterior, ya las autoridades sanitarias europeas recomiendan desde hace varios años que estas terapias duren el menos tiempo posible y que se utilicen las dosis efectivas más bajas; y en Estados Unidos se ha demostrado que las combinaciones de estrógenos-progestágenos pueden tener un mayor riesgo que el uso solo de estrógenos, por lo que los tratamientos se han orientado a seguir estas recomendaciones.

En Colombia, Jaime Urdinola, ginecólogo, miembro de la Asociación Colombiana de Menopausia, aclara que el estudio no es nuevo, sino una revisión de estudios que recalca sobre elementos que ya se conocían, fundados sobre la combinación de hormonas, que dicho sea de paso, ya no se utilizan y además hace énfasis en los beneficios de las nuevas vías de administración que desde hace tiempo se utilizan en este país.

Como el tema genera controversia y temor en muchas usuarias, Adriana Camero, ginecóloga, presidenta de la Asociación Colombiana de Menopausia (ACM), manifiesta que no hay ningún miedo en estos anuncios que ya son conocidos y que todas las mujeres deben tener claro que el beneficio de las hormonas se mide en términos de dignidad en etapa menopáusica y que su tratamiento siempre debe estar bajo la tutela de un médico experto.

En ese sentido, Camero, en representación de la ACM, plantea los 10 temas que todas las mujeres deben conocer con respecto a la THM.¿Porqué se toman hormonas?

La Terapia Hormonal de la Menopausia (THM) es un tratamiento que busca atenuar los efectos de la carencia de hormonas que el organismo de la mujer deja de producir en esta etapa. Actualmente está aprobada para tratar las oleadas de calor o sofocos, la menopausia prematura (antes de los 40 años), los síntomas genitourinarios y la prevención de la osteoporosis.¿Qué tipos de hormonas se toman?

Se suplen los estrógenos y la progesterona (progestina) a las mujeres que no se les ha retirado el útero, se les formula tanto el estrógeno como la progestina, para evitar el aumento del grosor del endometrio (capa interna de la matriz), mientras que las pacientes que ya no tienen este órgano (a las que se les ha extirpado quirúrgicamente) solo deben recibir estrógenos.¿Qué efectos busca la THM?

Mejorar la calidad de vida de cerca del 60 por ciento de las mujeres que en etapa de la menopausia pueden presentar calores, agotamiento, cambios emocionales, alteraciones en el sueño, resequedad vaginal y disminución de la libido, además de fragilidad en los huesos.

Todas las mujeres en esta etapa que presenten síntomas y que después de una evaluación médica no tengan ninguna contraindicación se favorecen de este tratamiento.¿Quiénes no pueden tomarla?

Aquellas mujeres que presenten antecedentes familiares o personales de tumores de seno, de ovario o de útero, además de haber tenido algún episodio de trombosis, accidentes cerebrovasculares, enfermedades hepáticas o sangrados vaginales sin explicación, no deben recibir este tipo de suplencias.¿Qué riesgos tienen?

En casos exagerados se han escrito alteraciones cardiacas, enfermedades cerebrovasculares, coágulos sanguíneos y tumores de seno. Sin embargo, los riesgos son mucho menores frente a sus beneficios si el tratamiento se otorga por tiempos cortos, con los medicamentos adecuados y las dosis exactas. Si está bajo control médico, no hay porqué temer.¿Producen o no cáncer?

Definitivamente la respuesta es no. Aunque este es un temor muy difundido, hay que tener en cuenta que las hormonas utilizadas lo que hacen es replicar las funciones que hay en el organismo, por lo que no se puede pensar que estas desarrollen tumores. Es claro que los beneficios son reconocidos y la posibilidad de un pequeño incremento de riesgo genera mucha controversia. Sin embargo, hoy los estudios permiten que los tratamientos sean seguros individualizándolos.¿Qué signos de alerta se deben tener en cuenta?

Todos los medicamentos pueden generar efectos adversos y las hormonas no son la excepción. De ahí que síntomas como tensión o dolor mamario, sangrado uterino, cambios en el estado de ánimo, dolor de cabeza o en las piernas y retención de líquidos son motivo de consulta.¿Cuándo consultar al médico?

Toda mujer que reciba hormonas debe tener unos controles periódicos con el médico y por supuesto cuando se presente uno de los síntomas anteriormente descritos.¿Qué deben hacer las mujeres que hoy toman hormonas?

Primero no asustarse y estar tranquilas. Segundo, si tiene alguna duda consultar consulte el médico y en caso de querer modificar o suspender estas medicaciones, asesorarse muy bien. Ajustarse siempre a las dosis y a los tiempos de prescripción es muy importante.

FUENTE: EL TIEMPO

Salud

Nubia Muñoz, la colombiana nominada al Nobel que resolvió una de las grandes incógnitas de la medicina

Las más de tres décadas que esta epidemióloga dedicó a investigar sobre el VPH dieron sus frutos: descubrió que es el principal causante de un tipo de cáncer que mata cada año a cientos de miles de mujeres. Pero no todos se alegran por el resultado.

Nubia Muñoz fue nominada al Nobel de Medicina en 2008. Sus más de tres décadas de investigaciones fueron esenciales para descubrir una de las grandes incógnitas de su disciplina.

Los hallazgos de esta colombiana de Cali residente en Lyon, Francia -sede del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés)- permitieron establecer por primera vez el virus del papiloma humano (VPH) como la causa principal del cáncer de cérvix o de cuello uterino, que se diagnostica cada año a más de medio millón de mujeres (matando a unas 300.000).

“Desde hace casi de 200 años se sospechaba que fuera una causa sexualmente transmisible, pero no se sabía cuál”, le cuenta la epidemióloga a BBC Mundo. Tras décadas investigando, encontró la respuesta en el virus del papiloma.

Sobre el cáncer cuello uterino.  [ Cérvix es la parte baja del útero, donde se desarrolla ],[ VPH es el virus que lo causa. Hay más de 100 tipos ] [ Más de medio millón de mujeres son diagnosticadas cada año ],[ 85% ocurre en países de ingresos bajos ],[ 70% de los casos son prevenibles con vacunación ],[  3,5% de las mujeres en el mundo han sido vacunadas ], Source: Fuentes: OMS, NIH, Image: mujer en la consulta

El VPH es el virus de transmisión sexual más común. De hecho, la ONG británica Cancer Research, dedicada a la investigación de la enfermedad, dice que 8 de cada 10 personas lo contraerán a lo largo de su vida. Los descubrimientos de Muñoz abrieron “perspectivas enormes para la prevención”, señala. Se desarrolló el test de VPH (una prueba que espera reemplazar a la citología vaginal) y también la primera vacuna contra el VPH , comercializada en 2006.

La vacuna ya fue introducida en 86 países y se han vacunado más de 120 millones de mujeres en el mundo, afirma con orgullo la científica. Y también algunos hombres. Y es que, aunque las mujeres son las principales afectadas, el virus también les afecta a ellos, pues está vinculado al cáncer de pene, de ano, de orofaringe (en la boca o la garganta) y a las verrugas genitales, “por eso hay 22 países que introdujeron la vacuna también en niños y no solo en niñas”, dice Muñoz.

¿Se puede entonces hablar de un éxito rotundo? No exactamente. La vacuna del VPH estuvo rodeada de polémica, especialmente en Colombia, el país natal de Muñoz, en donde el movimiento antivacunas la situó en el punto de mira (y logró frenar en gran medida sus esfuerzos para implantarla). Pero no pudo detener sus intenciones de acabar no solo con el cáncer, sino también con la desinformación.

“Situación dramática”

Lo que ocurrió en Colombia fue un caso excepcional que todavía parece fruto de una película de ciencia ficción. Se dio un episodio de sugestión colectiva debido a una “percepción exagerada” sobre la exposición de a la vacuna, le dijo a BBC Mundo en 2015 el entonces director del INS, el Instituto de Salud Nacional, Dr. Humberto de la Hoz.

Muñoz prefiere describirlo como “una situación de estrés exagerada” que evolucionó hasta echar por tierra todo el programa de vacunación en el país que con tanto esfuerzo había llevado a cabo. “Y ahora la situación en Colombia es dramática” , asegura.

virus del papiloma humano
Foto: BSIP/Getty Images / El VPH es el virus de transmisión sexual más común y afecta al 80% de las personas.

Lo que comenzó con un intenso entusiasmo terminó en desastre. Muñoz recuerda la alegría de los inicios. Dice que, aunque ha recibido muchos premios a lo largo de su vida, el reconocimiento más grande fue cuando el expresidente Juan Manuel Santos le llamó en el verano de 2013 para invitarle a participar en el lanzamiento de la vacuna contra el VPH en el país latinoamericano.

“El gobierno hizo un gran esfuerzo para comprar la vacuna y ponerla a disposición de todas las niñas mayores de 9 años, gratis.Y hay que tener en cuenta que, cuando se comercializó, era una vacuna muy cara; cada dosis costaba más de US$100. Y se necesitaban inicialmente tres”.

“Todo iba muy bien. En 2013, Colombia tenía las coberturas más altas, tan buenas como las de Reino Unido o Australia, por encima del 90%. Yo estaba feliz. Y luego pasó un incidente en Carmen de Bolívar, un pueblito de la costa atlántica con muchos problemas socioeconómicos que había sufrido mucho con la violencia de la guerrilla y de los paramilitares”.

Muchacha siendo trasladada al hospital, 2014, Carmen de Bolívar
Foto: El caso de Carmen de Bolívar, en 2014, recibió mucha atención mediática. En la imagen, una muchacha es trasladada al hospital.JOAQUIN SARMIENTO/Getty Images

Muñoz dice que vacunaron a todas las niñas de 9 años en las escuelas. Algunas de ellas -unas 15 al principio, aunque más adelante serían unas 500- “presentaron mareos, dificultad para respirar, problemas en las piernas y de sensibilidad”. “Pensaron que podía ser el plomo del agua o una intoxicación alimentaria”, dice la científica. “Hicieron varios estudios y no encontraron nada. Y luego a una de las psicólogas de una escuela se le ocurrió decir. ‘¡Ah! ¡Pero estas niñas fueron vacunadas con la vacuna del papiloma!‘ “.

Fue así, explica Muñoz, como “nació el rumor” de que era la vacuna la causante de los problemas. Pero todo resultó ser fruto de la autosugestión, según un estudio detallado del INS, que no encontró relación alguna entre lo que reportaron las niñas y la aplicación de la vacuna, como se había especulado. “Se hizo una demanda muy grande contra la compañía que desarrolló la vacuna y se vino abajo todo el programa, que era excelente. El Ministerio de Salud trató de retomarlo, pero creo que no se hizo con la motivación suficiente como para recobrar la confianza”.

La tasa de vacunación en Colombia cayó al 17 por ciento, según los datos del año pasado. “Por el hecho de no tener ahora una cobertura con la vacuna VPH del 90 por ciento (como la teníamos en el 2013 y 2014), estamos perdiendo la oportunidad de prevenir unos 4.000 casos de cáncer de cérvix por año en Colombia”, advierte.

Los rumores

Pero la vacuna también enfrentó rechazo por parte de grupos antivacunas en otras partes del mundo . “Uno de los rumores que se difundieron era que si se daba la vacuna a las niñas antes de comenzar la actividad sexual, entonces se iban a sentir más seguras y se iban a volver promiscuas”, dice la epidemióloga.

Nubia Muñoz y colega en China.jpg
Foto: La epidemióloga viajó por todo el mundo en busca de respuestas sobre el virus del papiloma humano.Cortesía de Nubia Muñoz

Muñoz asegura que eso “solo es un rumor”, pues “se han hecho estudios mirando cuál es el comportamiento sexual de adolescentes que reciben la vacuna y de las que no, y no hay ninguna diferencia”. “Hay un comité de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que revisa la seguridad de las vacunas periódicamente -y no solamente la vacuna contra el VPH, sino de todas las vacunas- y se reúne una o dos veces al año para revisar toda la información disponible”.

Muñoz cuenta que ya se han hecho al menos ocho revisiones de la vacuna contra el VPH con resultados positivos: “La última conclusión, que fue el año pasado, es que la vacuna es segura y muy eficaz “. “Esta vacuna ha sufrido más que otras que se han introducido en el mundo, tal vez porque realmente es difícil de entender, o puede que sea porque sirve para prevenir una enfermedad sexualmente transmisible”, dice la científica.

Ella culpa a la desinformación y la ignorancia de la difusión de los rumores: “A pesar de la investigación, la gente sigue creyendo lo que lee en las redes sociales y no se interesa o no se toma el trabajo de ir un poquito más allá y leer la evidencia científica”. “Las noticias malas (sobre las vacunas) son virales. Gracias a las redes sociales, la difusión es mucho más rápida que la de la evidencia científica. Ya llevamos más de 12 años distribuyendo la vacuna en todo el mundo y ninguna de las sospechas de los grupos antivacunas se ha podido confirmar”, dice Muñoz.

Tiene claro su objetivo: erradicar el cáncer de cuello uterino. “¡Sería un sueño!”, exclama.

Nubia Muñoz en el desierto turcomano en Irán
Foto: Muñoz visitó el desierto turcomano, en Irán, durante sus investigaciones por el mundo.Cortesía de Nubia Muñoz

FUENTE: SEMANA

Salud

Aprueban el primer tratamiento contra la depresión postparto

Bajo el nombre de Zulresso, un nuevo medicamento promete ayudar a las mujeres que sufren este desorden afectivo, el cual afecta al 15% de todas las mujeres que dan a luz y que puede poner en riesgo la vida de las madres y de sus hijos.

Aunque puede aparecer un poco antes o en cualquier momento después de que nazca el bebé, la depresión postparto generalmente comienza entre una semana y un mes después del parto. (Imagen de referencia)Pixabay

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó hoy, por primera vez en la historia, un medicamento para tratar la depresión postparto, un desorden emocional que afecta al 15% de las mujeres después de dar a luz.

Se trata de un medicamento llamado Zulresso (brexanolone), una inyección intravenosa que, debido al gran riesgo que podría implicar para las madres entrar en estados sedados tras una incorrecta aplicación, sólo será suministrado a través de un estricto programa llamado “Programa de Evaluación del Riesgo y Mitigación del Riesgo Zulresso”, o REMS Zulresso.

La efectividad del medicamento fue evaluada en dos estudios clínicos, en los que un grupo de participantes con depresión postparto recibió una dosis de Zulresso durante 60 horas, y otro grupo un placebo. Tras hacerles un seguimiento durante cuatro semanas, las mujeres que recibieron el medicamento mejoraron considerablemente en comparación con el grupo del placebo.

“La depresión posparto es una afección seria que, cuando es grave, puede poner en peligro la vida. Las mujeres pueden experimentar pensamientos acerca de hacerse daño o lesionar a sus hijos. La depresión posparto también puede interferir con el vínculo materno infantil”, dijo Tiffany Farchione, MD, directora interina de la División de Productos de Psiquiatría en el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

Y es que, como otras formas de depresión, la depresión postparto no solo genera una sensación generalizada de tristeza, sino que se pierde la capacidad de experimentar placer, y pueden aparecer síntomas como deterioro cognitivo, sentimientos de inutilidad o culpa, o aparición de ideas suicidas.

¿Cómo funciona?

Las pacientes deben inscribirse como parte del programa REMS Zulresso para que el medicamento les sea administrado y, obviamente, deben haber recibido un diagnóstico de depresión postparto. El programa REMS, explicó la FDA, “requiere que el medicamento sea administrado por un proveedor de atención médica en un centro de atención médica certificado”.

Cada dosis se administra como una infusión intravenosa continua durante un total de 60 horas (2,5 días), tiempo en el que la paciente tendrá un monitoreo constante de los niveles de oxígeno en la sangre, debido al riesgo de quedar inconsciente tras una sobredosis del medicamento. Además, durante esas 60 horas todas las interacciones de las madres con sus hijos deberán ser acompañadas por personal médico.

Como posibles efectos secundarios del medicamento, la FDA incluye somnolencia, resequedad en la cavidad bucal, pérdida de consciencia y enrojecimiento del rostro.

FUENTE: SEMANA

Papilona Humano

Japón y la controversia de la Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano.

El equipo de SaneVax quisiera compartir una serie de hechos que se presentaron en Japón, los cuales resultaron en una decisión poco sorpresiva. Tanto los eventos que sucedieron como la decisión misma ofrecieron esperanza a millones de familias cuyas vidas se han visto afectadas por el uso y aplicación de las vacunas contra el virus del papiloma humano: Gardasil y Cervaix. Leer Más

Papilona Humano

La investigadora líder en desarrollar vacunas del papiloma humano (VPH) confiesa para “poder dormir de noche”: Gardasil y Cervarix NO FUNCIONAN, SON PELIGROSAS y NO FUERON PROBADAS

La investigadora líder en desarrollar las vacunas del papiloma humano (VPH) confesó en 2009,  su posición  acerca de las dos vacunas que existen actualmente, las cuales según Harper no funcionan y son muy peligrosas. Por eso es necesario informarse y mirar  las diferentes posturas sobre la vacuna contra el VPH, para tomar una la mejor decisión para la salud de cada ser humano. Leer Más

Papilona Humano

35 niñas de Casanare tienen síntomas similares a las del Carmen de Bolívar

Las autoridades descartaron una relación directa con la vacuna contra el Papiloma Humano. Leer Más

Papilona Humano

Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas – CCMSV. (Informe de reunión realizada el 11 y 12 de diciembre de 2013)

Seguridad de la vacuna con el virus del Papiloma Humano (VPH) Leer Más

Papilona Humano

La controversia alrededor de la vacuna contra el papiloma

A pesar del respaldo médico y científico, a esta vacuna le sobran enemigos. Leer Más

Papilona Humano

Vacuna contra el papiloma no causó problemas de salud a niñas

El Ministerio de Salud de Colombia descartó que la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) tenga relación con los problemas de salud que han tenido unas 170 niñas de El Carmen de Bolívar y municipios vecinos, en el norte del país. Leer Más