Menú

Entérate

Agosto 29, 2019

Todo para la paz, nada para la guerra


Pronunciamiento Casa de la Mujer La incesante lucha por la paz nos ha enseñado que la adversidad no es el fracaso de la paz ni el triunfo de la guerra, pero nos llama a actuar como sujeto político en la democracia
colombiana.

La Casa de la Mujer rechaza el llamado para regresar a las armas por parte de quienes, como líderes de las antiguas FARC-EP, hicieron parte de la negociación del Acuerdo y tienen la responsabilidad con el país de avanzar en el camino de la paz.

Convocamos a quienes han decidido retomar las armas para que escuchen el llamando de miles de colombianas y colombianos en el país por el cese de la guerra. Les invitamos a establecer puentes de diálogo para superar estas dificultades y avanzar a la convivencia pacífica y democrática.

Convocamos a las mujeres en Colombia a obrar con la madurez política que hemos formado en medio de la lucha de más de cincuenta años por la paz. No es un momento para desistir y entregar nuestra vida y nuestra autonomía a las decisiones de la hegemonía patriarcal y armada. Es en cambio, el momento para resistir e insistir en el diálogo, en el cumplimiento del Acuerdo Final y en el cese de la violencia armada en la casa y en la calle.

Solo en un escenario de paz podremos avanzar en la construcción de ciudadanías plenas. Al gobierno nacional le reiteramos nuestro llamado por la paz como una política de Estado en Colombia y no un programa de partido. Le exigimos que cumpla el compromiso adquirido en el Acuerdo de paz para las y los excombatientes que aun persisten en su compromiso, para las víctimas y para la sociedad civil en su conjunto. Nuestro compromiso en el trabajo conjunto por la paz permanece.

Llamamos al país a mantener su respaldo por el logro de la paz. Rechacemos las exigencias por el retiro del Acuerdo de paz de la Constitución. Este equivale a renunciar a nuestros derechos fundamentales, el más importante de todos. No le entreguemos nuestro legado histórico de la lucha por la dignidad y la autonomía a los mercaderes de la guerra y de la muerte.

No cedamos
¡Todo para la paz, nada para la guerra! 

Más Noticias