Menú

Entérate

Agosto 22, 2019

“Es esencial que las víctimas conozcan la verdad”: Tanja Gönner


La encargada de liderar la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ) asegura que su ayuda a Colombia se centra en la reconstrucción del pasado y la reconciliación.

Tanja Gönner , directora de GIZ a nivel global.Cortesía

¿Por qué su visita a Colombia?

Colombia es un país muy importante para nosotros por el desarrollo del Acuerdo de paz. Tenemos una cooperación muy amplia en tres enfoques: desarrollo económico sostenible, paz y medio ambiente.

¿Qué le gustó de su visita?

Me alegra que durante mi visita haya podido estar en el primer encuentro de expertos retornados. No sabía cuánto intercambio había a nivel personal entre Alemania y Colombia. Y descubrí que es uno de los tres más fuertes que tenemos en el programa de migración y diáspora; es una muestra de la relación estrecha que hay y del nivel de intercambio.

¿Qué impresiones se lleva?

Son muchas y muy diversas, necesitaré tiempo para reflexionar sobre ellas. Estuve en Cúcuta y tuve encuentros con representantes de la Comisión de la Verdad y de la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos, que hacen un trabajo muy valioso, y también me reuní con organizaciones de víctimas del conflicto. Me impresionó mucho el encuentro con una madre cuyos dos hijos desaparecieron y aparecieron muertos; eso me permitió ver la magnitud y el impacto del Acuerdo de paz. Hay personas que no saben aún dónde están sus familiares desaparecidos y es la oportunidad de encontrar la paz para ellos. También pude compartir con jóvenes; ellos tienen visiones para un mejor país, saben que necesitan tratar el pasado y lo hacen a través del arte. Colombia puede tomar estas experiencias como base para hacerlo en otros lugares.

¿Qué otros avances vio?

Me ha impresionado que este país está muy marcado por los desplazados, personas que sufrieron mucho durante el conflicto, pero que tienen posibilidades para tener nuevos hogares. Vimos barrios que se legalizaron y eso les significa una tranquilidad y una seguridad para que no tengan que ser desplazados por segunda vez.

¿A qué otros países apoyan en su tránsito a la paz?

En Mali estamos acompañando la Comisión de la Verdad. Apoyaremos una visita del presidente de esa comisión este año a Colombia como parte de un intercambio. Antes estuvimos en Balcanes, hoy estamos muy fuertes en el norte de Iraq; también estamos en Guatemala y Laos.

¿Qué les llama la atención del conflicto colombiano?

Cada conflicto es diferente. Creo que la pregunta es por qué Alemania apoya a Colombia. Alemania ha superado en los últimos 100 años dos regímenes. Ha trabajado en la reconstrucción del pasado y la reconciliación es el resultado de esa reflexión. Eso es en lo que podemos ayudar. Después de la Segunda Guerra Mundial tuvimos el apoyo de los aliados que nos ayudaron a reconstruir los crímenes que se cometieron y pudimos reflexionar sobre lo que pasó; ellos nos ayudaron a ser miembros de la comunidad internacional y a crear una imagen diferente de nosotros mismos hacia adentro y hacia afuera.

¿Cómo fue esa reflexión?

La gran pregunta fue ¿Cómo pudo pasar eso? ¿Por qué no se pudo evitar? ¿Qué desgracia trajimos sobre otros países? ¿Por qué la sociedad en pleno no actuó en contra de esos crímenes? Esa reconstrucción del pasado y de los hechos nos ha vinculado a Israel, nos sigue planteando retos, surgen debates políticos de cómo tratar estos temas sin caer en el esquema de víctimas y victimarios. Por eso Alemania se compromete tanto con el derecho de existencia de Israel, pase lo que pase. El segundo punto es la caída de cortina de hierro y la reconstrucción del pasado en Alemania del este. Eso tuvo que ver con violaciones a los derechos humanos por parte del Estado contra la sociedad; por eso cuando se dio la unión, fue vital la reconstrucción del pasado. Esas lecciones se pueden utilizar hoy.

¿Ese es su principal interés?

La GIZ se da cuenta que ese tema de cómo tratar el pasado se ha convertido en algo interesante para otros países a los que podemos apoyar con nuestro conocimiento.

Esas preguntas que usted se ha planteado aún no tienen respuesta en Colombia. ¿Qué podríamos hacer?

Hace falta tiempo para llegar a esas preguntas. Algo esencial es que las víctimas sepan qué ha pasado con sus desaparecidos, que se les trate de manera digna; ese es un primer paso. Alemania se vio obligada a tratar el pasado porque fue vencida en la Segunda Guerra Mundial. En Colombia es distinto; ahora tienen que crear esa fuerza para tratar el pasado por sí mismos. Tienen que buscar el camino hacia la paz; nosotros necesitamos de otros países para lograrlo. Lo que está claro es que el Acuerdo de paz requiere tiempo.

FUENTE: EL ESPECTADOR


Más Noticias