Menú

Entérate

Junio 11, 2019

A un año de la muerte de niña en Santa Marta, no se sabe quién la mató


La Fiscalía precluyó la investigación, tras el suicidio del presunto homicida.

Este 10 de junio se cumplieron 365 días del asesinato de una niña de 10 años en el sector de Gaira, en Santa Marta, lo que generó la captura de Gilberto Luna Parra  como presunto homicida, pero horas después apareció muerto en una celda.

Las autoridades dijeron que Luna Parra se habría suicidado, esa versión fue rechazada por su esposa que aseguraba ante los medios de comunicación, que se trató de un crimen.
Mientras tanto la familia de la menor que murió de 11 puñaladas mientras dormía en su habitación, siguen esperando que se esclarezca este hecho tan doloroso y se defina si Gilberto Luna efectivamente fue o no quien perpetró el crimen.

El lunes, en el marco del aniversario de la muerte de la menor, se realizó un homenaje en Gaira, para recordarla y exigir un pronunciamiento definitivo de los investigadores del caso.

Tememos que el verdadero asesino esté libre en las calles y pueda cometer otro acto de barbarie contra un niño

Samir Pérez y Sindy Velásquez, los padres de la niña, todavía no tienen claridad sobre quién mató a su hija. Siguen a la espera de una audiencia judicial que se lo confirme.

“Tememos que el verdadero asesino esté libre en las calles y pueda cometer otro acto de barbarie contra un niño”, dijo Sindy Velásquez quien ha reiterado que no tenía ninguna clase de problema con Gilberto Luna, su vecino sindicado de ser el autor material de homicidio.

Las pruebas que tiene la Fiscalía contra Luna Parra, son unos exámenes de ADN practicados a los rastros de sangre que se hallaron en el cuarto de la niña.
Su abogado Carlos Llinás Martínez indicó que dichas muestras si podrían corresponder al defendido, pues cuando se supo de la muerte de la infante, fue Gilberto quien acudió al llamado de los padres e invadió la escena del crimen para intentar salvarle la vida.

Lo último manifestado por el ente investigador al respecto, fue que por el suicidio del presunto asesinato, se solicitó la preclusión del caso.

Esta decisión se adoptó en el mes de noviembre, ante lo cual el abogado de Gilberto Luna, solicitó que la investigación continuara justificando la inocencia de su defendido al que hasta el momento no se le había confirmado su culpabilidad.

“La Fiscalía se basó en el artículo 332 numeral primero para precluir la investigación, sin embargo, lo único concreto es que no se logró demostrar que Gilberto es un asesino”, indicó la defensa.

Para el abogado, el verdadero autor de este crimen sigue en libertad y es deber de las autoridades avanzar con las pesquisas para judicializarlo.

Sindy Velásquez, quien decidió mudarse y poner en venta la casa, al no soportar el dolor por los recuerdos de su hija, solo pide que se sepa la verdad.

“Supuestamente siguen investigando, y nos dijeron que hay otra audiencia y va un año de la muerte de mi hija y no ha pasado más nada. Yo creo que si tú no tienes gente que te apoye con dinero, las cosas se quedan así, para las personas de bajos recursos no hay justicia”, expresó.

El director de Fiscalía en el Magdalena, Vicente Guzman, confirmó que este caso quedó precluido por el fallecimiento del que ellos aseguran es el asesino de la menor.
“Está precluido, ahí terminó, el proceso a él se le imputó y se le estableció que tenía responsabilidad”, dijo Guzmán.

FUENTE: EL TIEMPO


Más Noticias