Menú

Entérate

Junio 10, 2019

El escabroso crimen que conmueve a Barranquilla


Jorge Vélez Amador, de 49 años, aceptó que asesinó y desmembró a su tía de 70 años.

Un video de una cámara de seguridad de una ferretería en el norte de Barranquilla, muestra a Jorge Eliécer Vélez Amador que llega a comprar los materiales que usó para matar y desmembrar a su tía Aracelis del Socorro Amador de García, de 70 años, al mediodía del pasado viernes en el apartamento de ella, en un edificio del barrio Riomar, en ese mismo sector.

Las imágenes lo muestran comprando varios materiales que aparecen consignados en una factura a su nombre que la misma Fiscalía conserva como parte del material probatorio.

Vélez Amador compró tres hojas de segueta, un martillo de caucho, un cuchillo de hoja ancha y cinta negra, entre otros elementos, que para la Fiscalía serían los que usó para cortarle las extremidades a su tía.

Mientras el imputado aceptó el pasado sábado los cargos ante el juez y fue cobijado con medida de aseguramiento en la Penitenciaría El Bosque, el Fiscal Segundo Especializado, Elkin Chiquillo, sostuvo que Jorge Eliécer actuó de manera predeterminada y planeó con días de anticipación el macabro crimen de su tía.

El cuerpo de la mujer fue encontrado dentro de su apartamento, pero las extremidades mutiladas fueron halladas por la Sijin y la Fiscalía en una pequeña tienda, ubicada en la calle 56 con carrera 42, barrio El Recreo de Barranquilla, muy cerca de donde reside Velez Amador, de 49 años.

Sobre el crimen, que ha contado con el repudio de la sociedad barranquillera, se manejan dos hipótesis por parte de las autoridades.

La primera tiene que ver con que Aracelis le había entregado un dinero a su sobrino para que lo administrara y el pasado viernes debía rendirle cuentas. La segunda establece que el sujeto habría asesinado a la mujer para robarle algún dinero que ella tenía en el apartamento. Sin embargo, la investigación continúa.

La Fiscalía le imputó a Jorge Enrique Vélez Amador el delito de homicidio agravado.
El sujeto, bajo la modalidad de sicariato, ya había asesinado a un parasicólogo en la carrera 44 entre calles 57 y 58, en el barrio Boston de la capital del Atlántico.

FUENTE: EL TIEMPO


Más Noticias