Menú

Entérate

Abril 9, 2019

Pronunciamiento Casa de la Mujer


Pronunciamiento Casa de la Mujer
Bogotá D.C 9 de abril 2019

La Casa de la Mujer se une a las miles de voces que hoy reconocen el valor y la generosidad de mujeres y hombres que han sido víctimas de la violencia en el país y que exigen verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Rendimos un homenaje de manera particular a los millones de mujeres y niñas cuyos cuerpos fueron territorio de disputa de los violentos y sus prácticas de aniquilación del tejido social que hacen las mujeres en los territorios.

Los tiempos actuales exigen del compromiso y la generosidad de un país que no puede estar al margen de los hechos políticos y jurídicos que invocan la guerra perpetua y las condiciones injustas y evitables que hace de Colombia una de las regiones más inequitativas del mundo.

Desde que se aprobó la Ley 1448 de 2011 que busca dictar medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado en Colombia, conmemoramos el 9 de abril como el “Día nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas”. Pero ¿qué tanto hemos avanzado desde entonces en la reivindicación de sus derechos y de los principios de verdad, justicia y reparación?

La Red Nacional de Información de la Unidad de Víctimas ha registrado desde 1985 un total de 8.785.305 víctimas de violencia. Desde el 2011 se han registrado casi 1.600.000 víctimas, de las cuales  la mitad, 52% son mujeres.  Exigimos con ellas,  mayor articulación del Estado para atender sus necesidades.

Entendemos a las víctimas como portadoras de voces que visibilizan la historia del conflicto dentro del país y que permitirán la construcción de paz sobre la base de la memoria.

Pedimos que juntas, instituciones públicas y organizaciones sociales y sociedad civil trabajemos por mitigar el dolor de aquellas y aquellos que han sufrido las consecuencias del conflicto colombiano con políticas de reparación simbólica y reparación integral y tangibles que lleven a la construcción de una sociedad justa y una paz real en los territorios.


Más Noticias