Menú

Entérate

Marzo 13, 2019

La historia de una mujer trans que lucha para graduarse como abogada


Juana Vélez asegura que no la dejan terminar su carrera por su identidad de género.

Juana Vélez, una mujer transgénero de 25 años de Bogotá, ha emprendido una lucha jurídica desde el 2017 porque, según ella, su universidad no le ha permitido graduarse por su identidad de género.

Ocho materias le hacen falta a la joven para obtener el título de abogada; sin embargo, denuncia que esa meta se ha obstaculizado debido a una serie de discriminaciones que ha recibido por parte de la institución Universitaria de Colombia.

“Dada mi condición de identidad de género legal he recibido maltrato por parte de Isaac Moreno, vicerrector académico de la Universitaria de Colombia (…). Cuando presenté mi tesis en el 2017, Adolfo Aguilera, la persona que se encargaba de tramitar las tesis en esos momentos, me dijo que no me la iba a recibir argumentando que en la universidad no gradúan a ningún marica. Yo fui a hablar con Moreno, pero él respaldó a Aguilera”, cuenta Vélez.

Consultado por este diario, el vicerrector de la Universitaria de Colombia, Isaac Moreno, señala que este no es un problema de género. “Esto es un inconveniente académico y administrativo (…). Ella no se puede graduar si debe ocho materias, debe estar 100 por ciento al día. Por otro lado, yo le pregunte a Adolfo Aguilera si eran ciertos los insultos hacia Juana, pero él me respondió que no. Sinceramente creo que no lo hizo”, cuenta Moreno.

La universitaria señala que debido a unos problemas de salud que padece, la institución le ha negado el derecho fundamental a la educación. “Tengo un enfermedad que se llama hemofilia severa, lo que quiere decir que padezco sangrados en mis articulaciones que, en ocasiones, no me permiten desplazarme. Yo pagué el semestre, pero al estar enferma, no pude ver las materias”

Moreno afirma que si la estudiante fue hospitalizada, ella debió informar para seguir el conducto regular. “La hemofilia es una enfermedad que hay que aprender a convivir con ella y no es de contagio. Por eso, si ella tuvo problemas de salud, debió informar para aplazar el semestre y no aparecerse un tiempo después solicitando el reintegro”, dice el académico.

Juana Vélez

Juana Vélez tiene 25 años y es de la ciudad de Bogotá.

Foto:

Cortesía

La joven agrega que cuando tuvo la oportunidad de continuar con el semestre, la universidad le notificó que debía pagar nuevamente. Además, sostiene que no debía notificarle a la universidad de su ausencia, porque pagó las materias pero nos las inscribió.

“Dadas las rencillas personales con Aguilera y Moreno, me dijeron que estaba en la obligación de volver a pagar para ver las materias y lo hice por una suma de 2’200.000 pesos. Por tal razón, impugne derechos de petición y una acción de tutela (…). No obstante, hasta el día de hoy la universidad no me ha reintegrado el dinero”.

recibo de pago

Este es el recibo de pago de las materias por un monto de 2’200.000 pesos.

Foto:

Cortesía

El vicerrector sostiene que ella no ha legalizado el pago de sus materias, por lo que “no puede certificar el proceso”. Sin embargo, sostiene que le permitirá terminar el semestre en condición de becada. “Me comprometo a pedir autorización para que ella termine sus materias sin pagar y se pueda graduar”, sostiene.

Vélez explica que instauró también una denuncia en el 2019 ante el Ministerio de Educación. “Desde el 2018 no puedo ingresar a la universidad. En diciembre de ese año me rompieron mi carne y si me acerco las personas de seguridad se me lanzan a impedirme el paso”.

La estudiante espera que su caso sea escuchado por el Gobierno Nacional. “Le pido al Ministerio de Educación que, dentro de sus poderes de inspección y vigilancia, iniciar una investigación correspondiente y sancione las conductas ilegales de la universidad, que me han causado prejuicios durante tres años. Quisiera, además, que le ordenará a la institución mi reintegro a las funciones académicas, para ver mis materias, presentar la tesis y graduarme”, solicita.

Entre tanto, Isaac Moreno, añade que “si en algún momento ella se sintió ofendida por algún comentario ofensivo, pido disculpas de todo corazón”.

FUENTE: EL TIEMPO


Más Noticias