Menú

Entérate

Diciembre 31, 2018

Críticas a El Vaticano por rebajar las penas de abusos sexuales


Un panel de actuación establecido por el Papa ha reducido las penas atribuidas a sacerdotes condenados por abusos sexuales

La política de ‘tolerancia cero’ ante los abusos sexuales por parte de los clérigos que anunció el Papa se ha encontrado con algún bache en estos últimos seis años y, ahora, algún obispo es partidario de endurecer los castigos a los sacerdotes culpables de abusos después de quejarse de que un panel de apelación creado por Francisco está consiguiendo el efecto contrario.

Dicho panel, compuesto por ocho cardenales y obispos, revisa en apelación las condenas eclesiales ya decretadas y algunos protestan por la rebaja de las penas en más de un tercio de los casos. Según cuenta The Wall Street Journal y recoge Infovaticana en algunos casos el panel ha devuelto a algunos individuos expulsados del estrado clerical por las autoridades eclesiásticas correspondientes a sus antiguas funciones.

En el año 2017, el arzobispo de Boston, el cardenal Sean O’Malley, encargado por el Papa de liderar la recién creada Comisión Pontificia para la Protección de la Infancia, se quejó de la poca restricción del panel, y desde entonces las protestas han ido en aumento. Algunos obispos han llegado a quejarse por escrito al Vaticano de que el panel ha llenado sus diócesis de abusadores que están condenados.

El panel, en los tres años que lleva en funcionamiento y presidido desde entonces por el arzobispo maltés Charles Scicluna, ha rebajado las penas de, por lo menos, quince abusadores sexuales en Argentina, México y Perú, entre otros. Estas rebajas han ido desde la reducción al estado secular a suspensiones temporales entre tres y cinco años. Un caso que protagonizó un sacerdote polaco, el tribunal revirtió al completo la sentencia original alegando que no había “certeza moral” sobre su culpabilidad, a pesar de las pruebas ya presentadas.

Un defensor de las víctimas de abuso declaró a The Wall Street Journal que la rebaja de las penas lo que conseguía era restarle credibilidad a El Vaticano en su lucha contra los abusos. Marie Collins, que formaba parte de la comisión presidida por O’Malley pero dimitió por la “pasividad curial”, sostiene que “va completamente contra lo que nos ha dicho el Papa en cuanto a que la Iglesia no va a tolerar el abuso en sus filas”.

El Papa, en su mensaje navideño a los cardenales de la Curia, recordaba que “la Iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tale crímenes” pidiendo a los sacerdotes culpables que se entreguen a la justicia.

FUENTE: TRIBUNA FEMINISTA


Más Noticias