Menú

Entérate

Diciembre 27, 2018

No fue un accidente: al niño Hans Eslaider Tafur lo violaron y asesinaron


El secretario de gobierno de Caldas habló del informe de Medicina Legal. El menor de siete años fue encontrado ayer en el corregimiento de San Diego, jurisdicción de Samaná, en el oriente de Caldas. Inicialmente se sospechaba que el niño había fallecido accidentalmente.

El secretario de gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita, señaló que Hans Eslaider Tafur, el niño de siete años que había desparecido desde el pasado sábado 22 de diciembre y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado ayer miércoles 26 de diciembre, fue víctima de un ataque con arma blanca en el tórax y fue abusado sexualmente.

“El reporte da desde el punto de vista macroscópico (presenta)varias evidencias. Tres lesiones de tórax por arma cortopunzante que afectaron los órganos internos de la cavidad torácica, entre ellos los pulmones y el corazón. También se evidencia a nivel de sus órganos genitales la presencia de acceso carnal violento”, señaló el funcionario haciendo referencia dictamen de Medicina Legal.

Tafur había desaparecido el pasado sábado 22 de diciembre en horas de la noche del parque principal del corregimiento de San Diego, jurisdicción de Samaná en el oriente de Caldas. Inicialmente se había informado que, al parecer, la muerte del menor se había registrado de manera accidental cuando regresaba a la casa de su abuela y había resbalado y caído en el caño en el que fue hallado.

Hans Eslaider Tafur era oriundo del municipio de La Dorada, pero fue a pasar la temporada navideña en la casa de su abuela, en San Diego. Desde el sábado 22 de diciembre no se conocía su paradero y las autoridades habían ofrecido una recompensa de $20 millones por quien brindara información.

En diálogo con La Patria de Manizales, la alcaldesa de Samaná,  Gloria Inés Cardona, señaló: “Hay que estar muy atentos con los menores, además de alcaldesa soy mujer y madre, Samaná está de luto, no podemos dejar a los niños solos. Nos confiamos porque son pueblos pequeños, salen a divertirse y hoy tristemente no podemos dejarlos solos, estar atentos, saber dónde, con quién están y quién se les acerca”.

FUENTE: EL ESPECTADOR


Más Noticias