Menú

Entérate

Noviembre 13, 2018

Ophelia Pastrana, primera mujer trans colombiana reconocida por México


Por primera vez México cambió una carta de naturalización a una mujer trans. Se trata de la colombiana Ophelia Pastrana, quien vive allá hace 10 años como comediante, youtuber y activista de los derechos LGTBI. SEMANA.COM habló con ella sobre ese reconocimiento.

Desde hace 10 años Ophelia Pastrana vive en México, pero en su documentación como migrante algo no cuadraba. Al hacer uso del derecho que le da la ley colombiana, como mujer trans se había cambiado su nombre de Mauricio a Ophelia y su sexo masculino por femenino, lo generó una incongruencia en su carta de naturalización mexicana, donde ella seguía figurando con la información de su cédula anterior. Esta semana, Pastrana recibió la noticia de que el gobierno federal mexicano había cambiado su identidad. Es la primera vez que algo así sucede en ese país y por eso fue noticia. “El cambio fue en mi carta de naturalización. Prácticamente me reinmigraron”, explica a SEMANA.COM.

Este trámite solo fue posible gracias a que Colombia hoy permite cambiar de nombre y de sexo a las personas transgénero. Pero el gobierno mexicano también tuvo que hacer cambios en sus leyes de migración para poder diligenciar la homologación: “Cuando lo hice vine a México y fui a la cancillería a reportar el cambio y ahora me lo concedieron”. Para ella es muy importante el anuncio porque tanto en Colombia como en México Pastrana es motivo de controversia. En Colombia, según dice, la polémica es sobre su apellido y su familia; en México es por el hecho de ser activista, lo que la convierte en blanco de ataques por parte de grupos conservadores que apoyan la hegemonía de la familia tradicional. El cambio en su documentación refleja que ambos países la apoyan.

“Este proceso de naturalización sirve para que los que me joden dejen de joder. Porque si lo piensas ¿quién dice que una mujer no se puede llamar Mauricio. Si hay gente que marcha en las calles para decir que las mujeres trans no deben existir pues aquí puedo decir que hay un gobierno que es laico tanto en Colombia como en México que me avala, me identifica y me reconoce como soy. Ya no pueden decir es que usted no es mujer porque mi pasaporte dice que si”.

El anuncio que en Twitter  hizo el Canciller de México, Luis Videgaray Caso, también le da una fuerte connotación al caso: “Un gusto y un honor, Ophelia, entregarte tu carta de naturalización como mexicana, la primera que el gobierno de México entrega a una persona transgénero. ¡Muchas felicidades!”. Sobre esto, Pastrana dice que una cosa es que hagan un trámite y otro que salgan a decirlo en redes sociales. “Es un gran apoyo del gobierno. Las mujeres trans somos mujeres”.

Las personas que nacen en México pueden hacer los cambios de género, trámite que paga el mismo Estado, pero hasta el momento esos derechos eran para las personas nacidas en México y no para migrantes. A pesar de dichos avances, en ese país muchos grupos conservadores como el Consejo Mexicano por la Familia tienen los ojos sobre ella e incluso han publicado panfletos con su cara antes y después en los que dicen que no existen las mujeres trans. “Pueden opinar lo que les dé la gana. Mi Gobierno reconoce mi identidad”.

Ophelia tiene 36 años, es física, economista, youtuber y comediante. Su carrera mediática la ha construido con un público fuerte en México y Colombia. “Hay gente que me escucha y me lee en otras partes, como en España y Estados Unidos, pero donde mas enfoco la comunicación es en esos dos países”. Considera que su activismo es necesario a pesar de los avances que se han dado en materia legal, ya que la violencia en contra de las personas LGTBI es preocupante. “Hay una cantidad ridícula de asesinatos LGTBI y, cuando suceden, muchos salen todavía a decir ‘se lo merece’. Eso da mucha rabia, la violencia de género es tan presente que si un niño va al colegio con el pelo más largo tan solo dos centímetros lo mandan a la casa”. Piensa que la diversidad sexual aplica a los indígenas y que falta también celebrar a la gente LGTBI porque sus vidas son maravillosas, exitosas e incluso muchas personas LGTBI llega a cargos importantes en el gobierno. “No es una vida triste y horrible como muchos creen”.

Señala que, aunque a los conservadores les encanta decir que miren la genética para determinar quien es hombre y quien es mujer, ella piensa que nadie tiene que acudir a los cromosomas XX o XY para saberlo, ni siquiera un médico. “Yo lo llamo el horóscopo genital: uno nace y el médico dice ‘tiene pene’ y entonces automáticamente cree que le van a gustar las mujeres y el color azul y tus papás van y pintan el cuarto de ese color, y te compran carros porque te van a gustar los carros rápidos, pero en realidad no se sabe, y lo digo como mujer XY con pene legalmente reconocida. Así hay muchas personas.  La verdad es que la única persona que puede decir que eres, eres tú”.

FUENTE: SEMANA


Más Noticias