Menú

Entérate

Octubre 26, 2018

Que hombres como mujeres decidan si quieren ser padres o madres: la propuesta sobre el aborto que llegará al Congreso


Un profesor de la Universidad Libre propone regular la interrupción voluntaria del embarazo para que se pueda practicar libremente, que las mujeres tengan incapacidad médica y abrir el debate sobre las responsabilidades parentales.

La Corte Constitucional le dejó una tarea al Congreso: reglamentar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Esto tras decidir que no le pondría un límite de 24 semanas para abortar bajo las tres causales que se permiten en el país: riesgo de vida de la madre, malformación del feto y violación o incesto.

Esta tarea no es nueva, solo que no la ha cumplido. Sin embargo, se espera que este Congreso empiece a discutir el tema pronto. Desde las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres enviarán sus propuestas, y desde la academia también.

En los próximos días llegará al Congreso una “propuesta integral para regular la IVE”, como la ha llamado su autor David Murillo, investigador y abogado de la Universidad Libre. Se basa en dos pilares: que sea libre y que tenga una regulación sobre las responsabilidades parentales.

El docente plantea que las mujeres deben estar en total libertad de abortar si así lo deciden, no solo amparadas por las tres causales que fueron despenalizadas con la sentencia de 2006. También mantiene la decisión de la corte sobre mantener sin límite de semanas la IVE. En su propuesta queda explícito que el procedimiento debe estar cubierto por el sistema de salud y daría incapacidad médica por ser un tratamiento legal.

“La propuesta está enmarcada en la lucha histórica, muchos países han avanzado en la discusión y lo tienen abierto sin causales específicas. Además, comparto que sea gratis”, aseguró Ángela Gómez, investigadora de la Universidad Libre en temas de género que acompaña la propuesta.

Del otro lado están las responsabilidades parentales. Murillo plantea que se debe considerar el libre desarrollo de la personalidad de la mujer de ser madre y el libre desarrollo de la personalidad del hombre de ser padre.

Si bien reconoce que la mujer es la única que decide sobre su cuerpo, también plantea que se debe reflexionar sobre el consentimiento que debe dar el hombre para asumir una responsabilidad de por vida: ser padre. “Nos podemos inspirar en legislaciones avanzadas al respecto, como la belga y la inglesa, donde existe una normatividad amplia sobre la donación de esperma y óvulos que determinan las responsabilidades parentales de quien ha hecho la donación”, explica el investigador, quien al extrapolar el concepto al caso de Colombia plantea tres escenarios:

-Si la mujer y el hombre quieren abortar están los consentimientos de ambos, así que lo pueden hacer.
-Si la mujer quiere abortar y el hombre no, de todas formas interrumpiría su embarazo porque ella decide sobre su cuerpo.
-Si la mujer no quiere abortar y el hombre sí entonces él podría manifestar si quiere o no asumir sus responsabilidades parentales.

Según la propuesta de Murillo, así también se podrían proteger los derechos del menor “entendiendo que solamente se pueden garantizar los derechos -cuidado, alimento, educación- de un menor cuando este ha sido deseado, no se puede abrigar a nadie a tenerle amor a otro ser humano”.

La gran pregunta que surge es cómo hacer para esto no sea utilizado por algunos hombres para evadir sus responsabilidades. En Colombia hay una alta tasa de denuncias por inasistencia alimentaria. En el 2017 se presentaron 58.215 denuncias, y en lo que va corrido del año se han registrado 39.922.

Según el investigador, el hombre tendría que manifestar formalmente su voluntad de ser o no padre antes de que el bebé nazca. “Por el momento la propuesta no contiene el mecanismo por el cual se haría, pero habría que hacerlo como se hace para un tratamiento médico, con consentimiento informado, por ejemplo ante un notario o EPS”, aseguró Murillo.

“Sabemos que el delito más denunciado en la Fiscalía es inasistencia alimentaria entonces lo más importante sería tener una conversación sobre paternidades responsables, y que se no siga entendiendo que la carga es exclusiva de la mujer, sino que debe ser compartida en pareja”, dijo Cristina Rocero, abogada de Women‘s Link Worldwide.

Rocero coincide en que históricamente las mujeres han tenido la carga de los hijos y que es necesario que se dé la discusión sobre paternidades. Además, ve con buenos ojos que dentro de la propuesta se incluyan avances que se han dado en el país como no poner un límite de semanas para la interrupción voluntaria del embarazo.

“Varias de las propuestas ya están incluidas en la jurisprudencia de la corte y nos parece interesante que se hayan retomado, como que no exista un límite de semanas y que la IVE se encuentre incorporada en el sistema general de salud”, explica la vocera de la organización que vela por los derechos de las mujeres.

El Congreso está en mora de regular la interrupción voluntaria del embarazo, pero hay voces que advierten que la sociedad civil debe estar vigilante porque en medio de esta regulación se podría retroceder en derechos en vez de avanzar. “Lo que puede pasar en este Congreso cada vez más de derecha, en donde cada vez más se instrumentalizan política y electoralmente las visiones religiosas de un sector de la población es que eche para atrás el derecho de las mujeres de decidir sobre su cuerpo, cuando lo que deberíamos es avanzar”, advirtió la excongresista Claudia López.

FUENTE: SEMANA


Más Noticias