Menú

Entérate

Agosto 13, 2018

El embarazo: en la semana 17 empezarás a tener sueños raros


Tus ciclos del sueño cambiarán y es probable que esto influya en que todo lo que pasa por tu cabeza en la noche sea más real y extraño.

A medida que avanza el embarazo será más difícil dormir de corrido. A veces te despertarán las urgentes ganas de desocupar la vejiga. En otras ocasiones, serán los dolores del cuerpo o la incapacidad de ubicarte en una posición en la que tu barriga no incomode. Estos cambios en las rutinas nocturnas, unidos a los procesos mentales en los que anda tu cabeza en el camino de asimilar que vas a ser mamá, harán que tus sueños (o tus pesadillas) se sientan más reales.

Te despertarás con la idea de que definitivamente viviste esa historia que ocurrió mientras tenías los ojos cerrados. Además, sentirás que sueñas más. Todo esto se explica porque es más probable que recuerdes esas películas mentales si te despiertas con frecuencia, en lugar de hacer un rastreo cerebral hasta la mañana siguiente. Vale la pena que les hagas un seguimiento a esos sueños, ya que te pueden indicar cómo anda tu salud mental durante el embarazo.

En esta semana puede que sientas dolor en los ligamentos de tu pelvis y tu estómago bajo, ya que tu útero los presiona mientras se expande.Para reducir el dolor, recuéstate en el lado izquierdo de tu cuerpo en lugar de hacerlo sobre la espalda, de esta manera disminuirá la presión que ejerce el útero. También es una buena opción buscar una faja de maternidad, que te ayude a soportar el peso de tu barriga y del bebé.

Los líquidos corporales estarán de fiesta. Experimentarás más descargas vaginales, sudor y mocos, como resultado del incremento de la circulación de sangre en tu cuerpo. Así mismo, tu apetito irá aumentando: el bebé necesitará cada vez más comida para que su desarrollo avance normalmente.

 

El bebé

El cartílago que forma su esqueleto se está convirtiendo en hueso. Puedes ayudarle en ese proceso, para asegurarte de que tenga huesos fuertes, si consumes alimentos con calcio, magnesio, hierro, vitaminas, riboflavina y fósforo.

El cordón umbilical también se está fortaleciendo y su corazón, ahora controlado por su cerebro, está latiendo 150 veces por minuto. Sus sentidos están en desarrollo, para que pronto pueda ver, oler, oír, saborear y sentir. Sus brazos y sus piernas ya alcanzaron su proporciones normales y crecerán al mismo ritmo de ahora en adelante.

Su coordinación cada vez es mejor y, si es una niña, ya está produciendo millones de óvulos que en un futuro usará para convertirse en mamá

FUENTE: SEMANA


Más Noticias